El significado de la corona de espinas ,hoy

Jesús aunque era heredero de todas las cosas que fueron hechas y príncipe de los reyes de la Tierra fue despreciado y desechado entre los hombres, “varón de dolores, experimentado en quebrantos.” Fue ataviado con un manto de purpura desteñido y su cabeza fue ceñida con una corona de espinas por burla. Una caña fue colocada en su mano como cetro.
El estaba acostumbrado a la gloria antes de venir a la tierra. Estaba en el seno del Padre, siendo adorado por querubines y serafines y obedecido por todos los ángeles. Por todo principado y potestad en los lugares celestiales. Sin embargo ahora lo vemos sentado , tratado como un criminal, centro de una comedia y luego centro de la peor tragedia registrada en los anales de la historia..
¿Por qué acepto este trato, porque aceptar tal sufrimiento? Por amor a ti y a mí. Cayó tan bajo para levantarnos a nosotros de nuestra caída. Pero allí estaba con una cruel corona de espinas. Su rostro desfigurado por “heridas que no cesaban de sangrar” Con solo una mirada al cielo un millar de ángeles podían venir a su rescate, pero no lo hizo.
Hoy me detendré en la siguiente pregunta: ¿Que vemos cuando miramos y contemplamos a Jesús coronado de espinas?
A. Un espectáculo doloroso
Vemos al Cristo tierno y amoroso tratado con indignidad y escarnio, su pureza frente al pecado.
Observamos en este espectáculo cruel la mansedumbre y debilidad de Cristo ante soldados crueles. Hombres que disfrutaban de la burla contra Jesús, la mofa ante aquel que decían que se llamaba el Salvador del mundo, el mesías prometido. Y Jesús solo mostraba tranquilidad, docilidad y apacibilidad. Se convirtió en cordero por nosotros, hizo a un lado su gloria.
Saben porque sufrió tanto dolor por la burla, porque el era el verdadero rey, cada palabra atormentaba su alma, su corazón fue herido y lastimado.
Ese sacrificio vale la pena cuando miramos su corona de espinas y decimos gracias por tal sacrificio y yo no te volveré a coronar con espinas de pecados, de desidia, de desobediencia, de murmuración, de arrogancia entre otras. Permita el Señor que podamos hoy decir: Gracias Señor por tu amor y porque te estaré agradecido por siempre.
B. Una advertencia solemne
Cuando miramos al escenario de la cruz vemos una Advertencia solemne. Esta es sencilla, hermano y hermana no hagamos lo mismo que hicieron con Jesús no cometamos tan horrendo crimen. Dirán eso no lo haremos ni lo hace nadie. Claro que sí . Ejemplo es el que niega su existencia, aquel que vive en apariencia de fidelidad, con corazones que no andan en rectitud, cuando no le reconocemos como el Rey de nuestras vidas, cuando luego de conocerles lo dejamos y nos volvemos a tras, cuando no trabajamos en el ministerio que él nos ha entregado.
C. Firmeza Triunfante
Vemos allí en la cruz del calvario a Jesús con una firmeza triunfante. El castigo de nuestra paz fue sobre el. Se colocó en nuestro lugar y su recompensa fue dolor y muerte. ¿Se volvió atrás ? Claro que no. Cuando le dieron hiel para calmar su sed, la aceptó aunque pareció desfallecer. Por eso dijo” Padre mío si te es posible pasa de mi esta copa”.
Verdaderamente ese sufrimiento no lo hubiésemos soportado jamás. Ningún hombre o mujer hubiese podido soportar tales indignidades. Pero allí estaba con la mayor paciencia. Allí en la cruz en voz silente y con un derroche de paciencia dio el discurso mayor de la historia. De la firmeza que triunfa, la que conquista corazones.
Si tu y yo queremos conquistar corazones de hombres para Jesús, debemos ser también pacientes; soportar el
sufrimiento y la persecución con firmeza de espíritu.
D. Sagrada medicina
Tenemos en el escenario de la cruz Una sagrada medicina. Cada espina clavada en la cabeza de Jesús, ​podrá ser utilizada para curar nuestras propias heridas. Esa espina puede sacar la llaga del pecado, del orgullo. Las ​espinas y la sangre derramada nos sirven de una medicina que nos vigoriza para soportar el dolor, la enfermedad, la ​angustia, la depresión. Pero también llevaremos la corona de espinas de la incomprensión por aquellos que no quieren ​aceptar a Jesús como salvador, y aun aquellos que siendo hijos no aceptan los lineamientos de la palabra.
​La corona de espinas es una cura para el afán, del deseo de vivir en la comodidad, sin dar el del tiempo para la obra ​de Cristo.
E. Coronación Mística
La coronación de espinas de Cristo tiene un gran significado , pues fue para Él fue una corona triunfante. Venció el pecado desde el desierto hasta cuando entró frente a Pilato. Tomó la corona de espinas como un trofeo. Gran campeón fue Jesús. Con su corona de espinas luchó contra potestades y principados y venció al enemigo. Llevó la corona de un corredor, pues corrió contra los poderosos y le ganó la carrera. Fue una corona rica en gloria a pesar de la vergüenza y del sufrimiento.
F. Poderoso estimulo
Dirán ustedes estimulo para qué? Sencillo ; estimulo para amarle fervientemente. Si Jesus pudiera hacerse presente a nosotros ¿ a cuantos nos gustaría tocar sus vestidos? Diría que a todos. Segundo; es un poderoso estimulo para el arrepentimiento. Declaremos cada día nuestro agradecimiento y dolor por tan vil sufrimiento llevado por el maestro y recibamos el estímulo para servirle y serle fiel.
Hoy reflexionemos sobre tan gran sacrificio y aprendamos a coronarle de alabanzas y con lágrimas de regocijo por su amor y entrega. Coronemos hoy a Jesus de laureles y con toda su gracia redentora. Adoremos por siempre al que sufrió en su cabeza la vergüenza del pecado por ti y por mi.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s